jueves, 27 de abril de 2017

TOMÁS MALDONADO / COMPOSICIÓN-1950

Comentario sobreComposición

​Desde la cubierta de carácter expresionista de la revista Arturo a la pintura Composición se conforma un arco que describe las distintas búsquedas realizadas por Tomás Maldonado en su reflexión sobre la autorreferencialidad de la pintura. Composición es una obra que se enmarca en los lineamientos del concretismo internacional. Esta superficie blanca en la que se organizan recorridos lineales rectos, diversos en modulación y color, indaga sobre la objetivación del discurso artístico en cuanto área de investigación creativa.
Las preguntas por la percepción espacial y la autorreferencialidad de la pintura en tanto superficie bidimensional habían sido centrales en la investigación plástica desarrollada por los grupos invencionistas y fundamentalmente por la Asociación Arte Concreto-Invención (AACI). Tomás Maldonado fue el artista teórico de este grupo; si bien tanto él como su hermano, Edgar Bayley, tuvieron –en ese momento– mayor capacidad de conceptualización teórica, los debates y las investigaciones plásticas fueron producto de la interrelación grupal.
Hacia 1947, la resolución que aportaba el marco recortado y los coplanares –en tanto concretización del espacio y las formas– era sometida a pruebas por varios miembros de la AACI (1). A su vez, en el primer semestre de 1948 Maldonado realizó un viaje a Europa que resultó por demás significativo ya que involucró la interrelación directa con la tradición del arte moderno que, hasta ese momento, se había recuperado y discutido a través de publicaciones, algunas exposiciones y relatos de exiliados en Buenos Aires. Además de visitar colecciones públicas y privadas trabó contacto con los principales referentes de la tradición constructiva como Max Bill y Georges Vantongerloo.
La vuelta al formato ortogonal implicaba un retorno al estudio de las diversas propuestas abstractas de las últimas décadas. En un texto que escribía desde Zürich, Maldonado analizaba los intentos suprematistas y los proyectos neoplasticistas de exaltación del soporte por medio de estructuras lineales:
“Había que traer el fondo al mismo nivel óptico de la figura pero no por medio de una valorización lineal (neo-plasticismo) sino tensional en las figuras. Prácticamente se trataba de una síntesis de los 2 aspectos más positivos del neo-plasticismo y del suprematismo. Sin embargo, los resultados en general son objetables. El problema queda en pie. Es por esto que últimamente dos grandes artistas concretistas Vantongerloo y Bill han sugerido que quizá la ruta sea superar las figuras limitadas. Liquidar las figuras, en una palabra, y hacer (por medio de sutiles elementos no figurables) vibrar al máximo el fondo, sería uno de los modos. El otro consistiría en diluir el perímetro de las figuras. Esfumar ya sea cromática o tonalmente el contorno de las figuras” (2).
Composición es una obra que partiendo de los postulados neoplasticistas busca exaltar la superficie blanca a partir de la tensión generada entre los distintos elementos inscriptos en dicho soporte. Es posible pensar que a diferencia de un gran porcentaje de la producción de Piet Mondrian en la cual el plano colorido es un elemento central en la composición de la imagen, en la obra de Maldonado es la fragmentación lineal (la organización de la superficie a partir de segmentos) la que produce la activación del soporte (3) Esta resolución está en correlato con lo explicado en su texto citado.
En Desde un sector (1953, inv. 7004, MNBA) Maldonado volvía a reflexionar sobre la exaltación del fondo a partir de la organización de los elementos pictóricos. En el primer número de la revista nueva visión, por él dirigida, realizaba un estado de la cuestión sobre los problemas y posibilidades del arte concreto (4). Allí, Maldonado analizaba las características de la pintura concreta y las distancias que esta poética mantenía con las tendencias contemporáneas:
“Es falso que el arte concreto sea ajeno a todo sentimiento pictórico. Lo que en realidad sucede es que éste se manifiesta aquí de un modo distinto. Es decir, no como sensualismo vulgar de la materia pictórica sino como sensibilidad superior de la inteligencia pictórica. […] Ocupar el vacío es fácil, todo consiste en apilar hechos con minuciosidad burocrática, la dificultad comienza cuando con sutiles elementos queremos organizar estéticamente el vacío” (5).
Efectivamente, si consideramos Composición y Desde un sector vemos que unidades geométricas simples organizan la estructura compositiva del cuadro con el objetivo de activar el soporte. Una moderada distribución de elementos en algunos sectores busca la exaltación de amplios planos cromáticos uniformes.
Resulta destacable que las investigaciones realizadas por Maldonado no se circunscribían exclusivamente a cuestiones pictóricas. En 1946 en las páginas de la revista Arte Concreto-Invención Maldonado, siguiendo el modelo del desarrollo cultural ruso posrevolucionario, resaltaba la necesidad de extender la acción estética a la totalidad del entorno humano. Si el arte concreto era portador de un programa de renovación de la cultura, de la vida cotidiana y de la sociedad en su conjunto debía expandir sus búsquedas a la arquitectura y el diseño. Así, en su artículo “El diseño y la vida social” (1949) –considerado el primer texto sobre diseño industrial en América Latina– Maldonado conceptualizaba la producción de objetos como un eje clave para abordar las problemáticas del mundo contemporáneo (6).María Amalia García

Notas al pie

www.museobellasartes.gob.ar

1 comentario:

  1. Las búsquedas en el marco del arte concreto condujeron a Maldonado hacia la arquitectura, la tipografía y la factura de objetos. En esta deriva, el viaje a Europa que emprendió en 1948 fue decisivo. Allí se puso en contacto con varios exmiembros de la Bauhaus y con el artista concreto suizo Max Bill, que encabezaba la Escuela de Diseño de Ulm, continuadora de la Bauhaus en la posguerra alemana. A su regreso de Europa, Maldonado trajo en su equipaje un set de tipos de plomo para imprenta con una tipografía generada en la Bauhaus. Esta fue la letra de molde que utilizó para la revista Ciclo, publicación que puso en circulación una serie de textos y debates modernos inéditos en nuestro país.



    Constructivismo 17











    REVISTA CICLO N. 1. (1948), 95 PP, 21 X 15 CM. DISEÑO DE TOMÁS MALDONADO





















    La propuesta visual despojada de todo ornamento gráfico, y organizada en base a principios seriales y de estandarización fue continuada en 1951 con Nueva Visión, por iniciativa de Maldonado, Hlito y el arquitecto Carlos Méndez Mosquera. Subtitulada “revista de cultura visual”, esta publicación se ocupó de los debates en torno a la escultura, la arquitectura y el diseño industrial, e incluyó artículos sobre cine, arte moderno y música. Para Maldonado, los diseños no respondían ni al modelo de las artes aplicadas ni a las jerarquías tradicionales de las bellas artes, sino que su valor estético era inseparable de su valor utilitario y se basaba en la adaptación del objeto diseñado a su función. Desde esta perspectiva, el diseño industrial ofrecía la (única) respuesta al problema de la escisión entre el arte y la vida: por medio del tratamiento estético y funcional del entorno doméstico y urbano se lograría intervenir en la totalidad del mundo visual. Max Bill lo resumía con una expresión bien ilustrativa: "de la cuchara a la ciudad".



    En 1950, Maldonado, Méndez Mosquera y Hlito crearon el primer estudio de diseño y comunicación del país, llamado Axis. En 1954, Maldonado viajó a Alemania invitado por Max Bill para integrarse al plantel de profesores de la Escuela de Diseño de Ulm, y algunos años más tarde asumió la dirección de esa Escuela. Su compromiso con la producción intelectual y estética (y su inserción europea) redundaron en que se constituyera como un teórico ineludible en los campos del diseño, la arquitectura y la comunicación.

    www.fahce.unlp.edu.co,.ar

    ResponderEliminar